25 diciembre 2007

Báilame el agua

Hace unos días en la estación de Atocha de Madrid me sucedió una experiencia que todavía no he logrado olvidar. Pues, estaba esperando a un compañero procedente de Sevilla para una serie de reuniones y visitas técnicas profesionales y, durante la espera en la mencionada estación, se me acerco una chica de unos 30 años con aspecto callejero que con una sonrisa me pidió una ayuda económica. Ante tal situación, me vino a la cabeza una escena de la película “báilame el agua” en la que otra chica joven en una estación de bus pedía dinero a los viandantes con la excusa de pillar un autobús, aunque finalmente el dinero era destinado a sobrevivir en la calle.

Pero, en esa ocasión, nuestra protagonista trasmitía imagen de “jonky” debido a los numerosos pinchazos que se apreciaban en sus brazos y su manera de expresarse.

Generalmente no suelo dar dinero y cuando me lo solicitan pongo alguna excusa tipo “no tengo suelto” o algo similar, pero en ese momento saque mi monedero y la di dos euros, más que nada, porque me recordó a la escena de la película.

La chica, de forma natural me deseo un caluroso “que tengas un buen día” pero mi respuesta fue “no se yo” debido al día que me esperaba, tras la respuesta, la chica se me acerco, de nuevo, y me hizo un comentario sorprendente: “mi madre me dio una vez un consejo, todo lo que te pase en la vida, sea bueno o malo, siempre será para bien”. La chica se alejo, pero me dejo totalmente atónito y durante todo el día estuve dándole vueltas al consejo.

Pues, una chica joven con problemas de drogadicción, desarraigo familiar, vulnerable y victima del sistema, me trasmita un consejo que en su día le dio su madre y, de esta manera tan emotiva, me demostró que, a pesar de lo mucho que nos quejamos, hay que dar gracias por la suerte que estamos teniendo en la vida, ya que otras personas, por distintas circunstancias, no han tenido esa suerte y están en la calle sin hogar, familia, dinero, enganchados a las drogas, pero, que como esta chica mantiene la ilusión y las ganas de disfrutar de la vida sin quejarse de la vida superficial, hedonista e injusta que padecemos.

A partir de ese día, cada vez que me sucede un acto con el que no estoy conforme o me salen las cosas mal, me acuerdo de esta chica que me abrió los ojos de lo afortunado que soy en la vida, porque, aunque no tengas nada, si se puede disfrutar de los más importante que tiene el ser humano, además de ser lo único que se le regala cuando nace: familia y libertad. Báilame el agua.

02 diciembre 2007

Nosotros, los hoyancos

Hoyanco/a: gentilicio utilizado para definir a los autóctonos de Poyales del Hoyo:

El hoyanco no saluda: te dice ¡eh!
El hoyanco no se cae: se desparrama
El hoyanco no tiene piscina de verano: tiene el chiringuito
El hoyanco no concierta una cita con sus amistades: queda con los colegas en el bar
El hoyanco no se va: sino que se le va de las manos
El hoyanco no se va de tapas: se va al Pika’s
El hoyanco no va a la discoteca: va en ka Marisa
El hoyanco no bebe agua: echa un trago en los cuatro caños
El hoyanco no bebe alcohol: se pone hasta las trancas
El hoyanco no golpea: te arrea
El hoyanco no tiene prejuicios: solo odia a los candeleanos
El hoyanco no tiene carretera de circunvalación: tiene el camino de las lanchuelas
El hoyanco no va al carrefour: va en ka guapito
El hoyanco no tiene tienda 24 horas: tiene el Spar de Domingo
El hoyanco siempre está en fiestas: así lo dice el cartel de la carretera
El hoyanco no pasa la noche en vela: pasa los días, las tardes, las noches
El hoyanco no bebe cerveza: se bebe un barril
El hoyanco no tiene cajero automático: le fían e, incluso, utiliza el trueque
El hoyanco no hace botellón: va a las seras
El hoyanco no tira petardos: tira un cohete
El hoyanco no es duro: es más heavy que el viento
El hoyanco no juega al fútbol: juega al futbito
El hoyanco no tiene capea: tiene la diana floreada
El hoyanco no tiene despertador: tiene al de los melones
El hoyanco no se dispersa del lugar: dice me abro
El hoyanco no fuma porros: ¿pero a que lo parece?
El hoyanco no se ríe a carcajadas: se parte el culo
El hoyanco no te pide que lo lleven: pide que lo acerquen… y el caso es que todo está cerca, pero da igual
El hoyanco no es buen tipo: es buena gente
El hoyanco no oye la radio: escucha los pregones
El hoyanco no se viste: se avía
El hoyanco no toma una taza de café: se toma un ballantines o brugal
El hoyanco no esta cansado: esta trillao
El hoyanco no desayuna: va a la fabrik
El hoyanco no tiene proindiviso: tampoco jurisdicción
El hoyanco no tiene Guardia Civil: tiene a los cierra-bares
El hoyanco no se despide: dice ta´luego

Si eres hoyanco de corazón hazlo saber a todo el mundo.