25 octubre 2006

"La Moragá"

El día uno de noviembre, festividad de todos los Santos, se celebra en Poyales del Hoyo una de las ceremonias más antiquísimas del pueblo: la popular moragá.
Hay que remontarse a tiempo inmemorial para conocer el origen de esta tradición, en concreto la edad media, que consiste en juntarse un grupo de amigos y amigas para ir a comer al campo y asar las castañas, que por estas fechas ya proliferan.
La noche anterior a la cita se suele decidir el lugar y la hora de la celebración del evento, y es ahí cuando surgen las primeras discusiones. Pues, es por todos sabido que en la moragá se suele beber en abundancia y, por lo tanto, peligra la integridad de la finca o la casa del anfitrión, por lo que la mayoría de la gente suele escaquearse aunque siempre hay un alma caritativa que ofrece sus tierras.
En nuestro caso, solíamos quedar a eso del mediodía en la plaza del moral aunque siempre hay algún rezagado o coqueto/a de turno que tarda más de lo normal debido a que se le han pegado las sabanas, no sabe que ponerse o esta buscando un peinado apropiado para la ocasión.
De allí nos desplazábamos al spar de Domingo para comprar, pero con los tiempos el lugar se ha cambiado por la casa guapito, en donde, en primer lugar se pone un bote de unas 1.000 pesetas para carne en abundancia, pan, aperitivos, cerveza y calimocho – recordaros que estoy hablando de tiempos en los que aún existía la maravillosa peseta-.
Una vez comprado el material, nos desplazábamos al lugar en cuestión en diferentes medios de locomoción: bicicletas, motos o coches. Por aquel entonces eran pocos lo que tenían buga, por lo que había codazos por ir en los coches.
Una vez en el recinto, empezaba la segunda discusión sobre quien tenía que cocinar, aunque al final siempre se llegaba a un acuerdo que generalmente siempre era el mismo, cocinaban los chicos y limpiaban las chicas. Pero molaban esos rifi-rafe.
En todos estos años ha habido numerosas anécdotas, acordaros de aquella vez que fuimos a al finca de un conocido hippy y no hubo manera de comer debido al pedo que nos pillamos nada más llegar, al encontrarnos debajo de un sillón una bolsa llena de hierba del huerto de la tía Maria. O aquella vez en la que un personaje por todos conocidos se quedo en la parra.
Uno de los objetivos principales de esta jornada festiva es asar las castañas, pero, la mayoría de las veces la única castaña que probábamos era la que nos pillábamos bebiendo.
También era una buena ocasión para volver a ver a los amigos después de las vacaciones veraniegas y contar que tal había ido la vuelta a los estudios o trabajo.
Con la edad y los años esta maravillosa tradición se ha ido perdiendo, pero en nuestro interior siempre quedará un buen recuerdo de esta fecha, en la que los más jóvenes teníamos una extraordinaria oportunidad para pasar un día entero en el campo conviviendo con nuestros amigos, alrededor del fuego contando batallitas y disfrutando de la naturaleza.

13 octubre 2006

Uno de los nuestros: "El Figu"

“yo era de esos que sacaba malas notas, se sentaba
en los pupitres del fondo y fumaba en el recreo”

En esta ocasión, el Blog: “Último asalto: Verdad vs. Mentira”, tiene el privilegio de ofrecer en exclusiva una entrevista realizada a un peculiar personaje llamado “El Figu”. Pues, recientemente, ha cumplido 30 años y creemos que sería interesante conocerle en profundidad.

Segundos fuera.

¿Por qué te llaman “Figu”?
Hay que remontarse a mi etapa adolescente cuando jugaba al fútbol en los campeonatos del pueblo y era la estrella del equipo. Debido a esta circunstancia, en los partidos empecé a denominarme como “figura” por mi calidad futbolística. De ahí que mis amigos empezaran a llamarme “la figura del equipo” y posteriormente “Figu”.

¿Te gusta ese apodo?
Durante unos años tenía su gracia porque todo el pueblo te conoce y la gente te lo llama con cariño, pero creo que habiendo cumplido 30 añazos ya es hora de llamarme por mi nombre y dejarse de “cosas de crios”. Aviso a navegantes.

¿De donde eres?
Durante los 8 primeros años de mi vida los pasé en mi pueblo, Poyales del Hoyo, y con 9 años me fui a vivir a la ciudad donde nací, Talavera de la Reina, después pasé 4 años viviendo en Madrid en la época universitaria donde estudié Marketing aunque nunca me ha gustado estudiar; yo era de esos que sacaba malas notas, se sentaba en los pupitres del fondo y fumaba en el recreo, posteriormente regresé a Talavera.

¿A qué te dedicas?
En la actualidad, trabajo para la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la Secretaría de Organización el IX Congreso Nacional del Voluntariado que se celebrará en Toledo del 27-30 de noviembre de 2006 y contará con la inauguración oficial de SS.AA.RR Los Príncipes de Asturias.

¿En qué empleas tus ratos libres?
Risas. Generalmente los ocupo, a diario, en ir al gimnasio a boxear, pues llevo 2 años practicando boxeo, o también en leer porque hay que estar bien formado y documentado para no ser una marioneta más del sistema. También estoy pensado hacer un blog para contar mis movidas, pero no estoy seguro. Los fines de semana los dedico exclusivamente a salir de marcha y, cuando tengo vacaciones o días libres, a viajar.

¿Qué es lo que más valoras en una persona? La sinceridad y la humildad
¿Y lo que detestas? El egoísmo, la mentira y la prepotencia
Una virtud: soy muy ordenado
Un defecto: soy a veces extremadamente meticuloso

¿Qué valoración haces de estos treinta primeros años de vida?
UF, nuestro protagonista resopla. Los primeros 18 años de mi vida han sido poco provechosos, los dedicaba a los estudios, el fútbol y el pueblo. Pero lo importante ha venido después cuando he empezado a disfrutar verdaderamente de la vida y he hecho multitud de cosas y he tenido todo tipo de experiencias, aunque, he de decir que también las he tenido muy amargas que no quiero recordar. Allí donde estéis, un abrazo amigos, nunca os olvidaré. Durante todos estos años nunca me he fiado de las apariencias, porque la verdad y la mentira están en el interior de cada persona.

Responde con brevedad:

Un país: España

Una ciudad: Talavera de la Reina

Un color: me da igual porque soy daltónico

Un viaje: a cualquier parte en buena compañía. Me encanta viajar

Un deporte: el Boxeo

Un boxeador: Javier Castillejo “el lince de Parla”

Un personaje: El Cid Campeador

Un hecho histórico: La Reconquista

Un libro: el Capitán Alatriste

Una película: el club de la lucha

Un grupo de música: marea

Una bebida: vodka absolut con sprite

Una comida: la paella

Un refrán: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”

Un defecto: no pronuncio la “erre”

Un lugar para morir: Poyales del Hoyo
Un sueño: tal y como reza el título de este blog, que tarde o temprano, la verdad venza a la mentira. Porque, a día de hoy, en todo el mundo reina la mentira y la falsedad, sino ¿por qué creéis que existen tantas injusticias?

Ahora, elige una de las opciones:

Playa o montaña: como vivó al lado del campo elijo la playa

Radio o televisión: radio

Monarquía o república: ninguna de la dos. Me quedo con España

Creyente o agnóstico: creyente

Globalización o antiglobalización: antiglobalización

Derechas o izquierdas: ninguna, sigo eligiendo a España

Algo que detestes: el materialismo y la traición

Algo que admires: la amistad y la dignidad

Cielo o infierno: el Walhalla

Rubias o morenas: siempre he tenido predilección por las rubias

El vaso, medio-lleno o medio-vacío: yo lo veo siempre medio-vacío

Algo que decir a los lectores del blog: espero que esta entrevista os haya servido para conocerme un poquito más y esperar que dentro de otros treinta años me podáis hacer otra entrevista JA JA JA